El Placer de los Sabores Puros

España es un país con una excelente gastronomía. Entre los mejores productos que se elaboran en España, el Jamón Ibérico, el Queso, y el Vino de Rioja son protagonistas esenciales. Sus sabores son puros, inconfundibles, directos.
Disfrutar de su combinación es un auténtico placer.

En Logroño, capital de La Rioja (España), existe un espacio gastronómico denominado Mesón Jabugo http://www.mesonjabugo.com/, un lugar imprescindible en una visita a la D.O.Ca. Rioja. Y allí, y en compañía de Víctor, su propietario, y de Luis, de las Bodegas Martínez Lacuesta www.martinezlacuesta.com, disfrutamos de un excelente maridaje entre dos estupendos vinos, buen jamón de Jabugo (cortado a cuchillo, obviamente) y torta del casar, un queso extremeño que, una vez horneado ligeramente se convierte en un manjar untuoso.

Comenzamos con una botella de Martínez Lacuesta Cosecha 2006, un vino con esencia de juventud, goloso en la nariz, con los tonos característicos de la variedad tempranillo (frutos rojos); fresco en la boca, armonioso. Su combinación con el jamón ibérico es excelente, la buena acidez del vino conjugaba perfectamente con la grasa que todo buen ibérico debe de tener. Y seguramente el Umami (el quinto sabor) estaba presente para cerrar el círculo de sensaciones.

La segunda botella fué un Martínez Lacuesta Ventilla 71 2005. Un vino más estructurado, con más volúmen, aromas y sabores más concentrados incluyendo compotas y jaleas. El color rubí muy cubierto ya denotaba lo que podíamos encontrar. En la boca la sensación era plena, golosa, untuosa, y a la fruta se le unían los tonos de roble francés, un poco de chocolate y especias. El queso templado, con su conjunción de sabores grasos, un poco amargos, y lácteos, realzaba aún más los sabores del vino.


Share this post!
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.